martes, 1 de octubre de 2013

SIEMPRE ESTARE CONTIGO , capitulo 6 ( fic basado en Elias y la viuda de Sarepta)

Al  poco rato regresaron mi hijito y él ; estaban riendo y charlando.  Era  hermoso estar escuchando una voz masculina  riendo y charlando .

- Esta es una buena madera David.  Haremos un alfabeto estupendo - dijo Elias  Edward -  Con un tizón del fogón haremos las letras.

Puso  la tabla encima de la mesa  y después  rebuscó en los tizones  de la  cocina.........

Cuando la pequeña tabla quedó terminada , me asombré al verla.  Elías  Edward  había  grabado las letras  de nuestro  alfabeto con un tizón  y se habían quedado  como marcadas  a fuego.

- Mira mami !  Mira qué bien quedó ! 

- Sí, amor ;  quedó genial.  Elias  Edward  es un maestro  en todo.

Elias  Edward me miró con  esos hermosos  ojos  y mis rodillas  comenzaron a temblar . ¿Era un pecado que yo sintiera esto por él ?  No lo sabía , pero  Dios  había enviado  a este hombre a mi casa , por lo tanto debía ser algo bueno... 

Mi hijito  se puso a bailar de contento  y se sentó afuera  con la tabla .

- Muchas gracias - le dije a Elias  Edward- está muy contento , hacía mucho que no le veía tan feliz.

- Qué panes tan lindos  te salieron hoy Bella.  Me entró hambre solo al verlos - me dijo -  Y la  túnica , ¿ya la lavaste , tan pronto?

Me di cuenta  que no sabía qué responder . No quería mentir.

- Hombre santo, yo...  verás....

- Vamos  , mujer, llámame  Elias  Edward

- No he lavado tu túnica porque está ya muy vieja - expliqué  -  y puedes  ponerte  las túnicas  de mi esposo.  El ya no las necesitará  nunca más  - dije  , y unas lágrimas  salieron  de mis ojos.

- No  llores, mujer ; volverás  a verle en el día de la resurrección  - me dijo.

- No  lloro por él  ahora -  confesé -  lloro por .... por ... 

-  Bella...  no llores, por favor - me dijo  acercandose más a mi .

- No he lavado  la túnica porque la  quiero  guardar para mi  cuando tú te marches - le confesé , quería que supiera  la verdad.

- Bella, sí...  un día me marcharé , pero aún  no -  me dijo acercando sus manos  a  mi cintura , las subió  por mi espalda,  enredó sus  dedos en mi pelo  y ...  me besó !




Al  principio fue un beso tímido , pero  después sus  labios se juntaron  más con los mios .  Pensaba que serían secos y ásperos  pero fueron suaves  y  tiernos. Después de un momento interminable  y agradable ,emitió un suspiro  que parecía un lamento  y apoyó su frente  en la mia .

- Bella....  que  Dios me perdone  - susurró.

-No  hemos hecho nada malo - le respondí.

- Yo, yo me siento solo....  y cansado.




- Elias  Edward  - le dije -  estoy aqui para escucharte siempre  - deseaba acariciarle, consolarle, escucharle .....  Acaricié su cara  y su barba  con mi mano 

- Gracias  -  cogió mis manos entre las suyas. Senti un escalofrio por todo mi cuerpo , otra vez.  Cada  vez  que me tocaba yo sentía fuego dentro de mi .  - Creo  que viene  el niño  - dijo  y  se sentó  en el  banco de la cocina .

Mi  hijito  entró y  continuaba muy contento.

- Mami  voy a aprender muy pronto y  Elias  Edward  me enseñará !

El  día  transcurrió  muy tranquilo . Comimos  y cenamos  ricos  panes con aceite.  Despues de la cena , Elias  Edward  y mi hijito  se sentaron juntos , el  niño encima de las rodillas de él , aprendiendo  las letras .
Despues  de un  rato de enseñanza , David pidió una historia . 

- Elias   cuéntame  una historia....

- Ya no quieres que te cuente yo la historia  -  le dije  yo riendo.

- Sí,  bueno....  pero quiero que me cuente Elias  Edward  - respondió mi hijito.

- Ja,ja,ja!   Te contaré una de un pájaro  amigo  mío  que me traía  comida  -dijo  Elias  Edward  abrazando a mi hijo  y acariciando  sus rizos  oscuros -  Todos los días  Tuc  me traía comida , pan queso y fruta.  Yo  le llamaba   Tuc  y él  al principio era muy tímido,  dejaba la comida junto a mi  y  se iba volando.  Pero  yo lo  llamaba  y le decía  .  Tuc, ven  , no tengas miedo !   Y  él se acercaba  despacio  y yo le daba miguitas de pan .  Nos  hicimos muy amigos .  



-  Elias  ....

- ¿Qué?

- Yo  quiero  llamar  a Tuc   para  que me traiga  fruta.

- ¿Tú  quieres  fruta, David?  - dijo  Elias  Edward  mirando  con ternura  a mi hijo.  

- Sí.

- Yo  llamaré a Tuc   y vendrá.

- Qué  bien !

- Ahora  tienes que ir a la cama -  dijo  Elias -  Da  un beso a tu madre . 

- Elias  puedo darte un beso a ti?  - le preguntó mi hijito.

Elias  Edward  se sorprendió  con esta  petición  y lo miró con dulzura  :  -  Sí,  hijito.

Mi hijo  dio un beso en la mejilla   a  Elias  y él  se lo dio en la frente . Después  mi hijo me dio un beso de buenas noches  y se fue  a dormir .  

En cuanto nos quedamos solos  comencé a imaginar fantasias  con Elias... Era  tan bueno, amable, amoroso ...  un buen padre  para mi hijito.  Cuánto me hubiera gustado  que él  fuera mi esposo para siempre.  Lo vi pensativo  sentado  mirando al fuego  encendido y después me miró  durante  un rato largo.

- Bella, mañana  iré a buscar leña  al monte.  No temas,  regresaré pronto  con  un buen haz  de leña . No  quiero  que falte .

- Muchas  gracias  pero yo  puedo ir ....

-No -  respondió - no es faena para una mujer.  Tú  ya tienes  bastante  con la casa  y hacer el pan  y lavar -  se  levantó y se acercó a mi con dulzura . Siempre que se acercaba así  sentía palpitar  mi corazón  -  Bella  me voy a dormir , mañana me levantaré temprano . Tú no te inquietes  por mi ,  aunque  tarde  no temas.

- Buenas noches  Elias  Edward 

- Buenas noches  Bella  - me dijo  y acercó su mano  hacia mi mejilla  acariciandola ;  vi en sus ojos como algo que deseaba más  pero entornó  sus  pestañas  y miró  hacia abajo -  Buenas noches  querida  Bella. 

En cuanto se retiró  recogí  las cosas que había  encima de la mesa , abrí el armario  donde  guardaba  la túnica  vieja  de Elias  y la cogí.  Me  fui a la habitacion de mi hijo, desplegué el colchón  y me acosté  poniendo debajo de la almohada  la túnica  de  Elias  Edward .  Quería tener su olor cerca de mi toda la noche ....
Aquella  noche soñé que  Elias  Edward  era mi esposo,  que estábamos  casados  y que tenía mas hijos con él.

5 comentarios:

  1. bueno ese no era mi comentario, era algo mas pero me he mareado con ese gift

    ResponderEliminar
  2. voy a escribir lo que quería decir el otro día :

    Los profetas tenian sentimientos y necesidades como todos los hombres y muchos estaban casados y tenian hijos , asi que la escena del beso es perfectamente normal en esa situacion. Elias se siente solo, está perseguido y encuentra cariño y calor humano en la joven viuda.

    Como el relato es un fic, una historia basada en personajes conocidos , podemos tomarnos algunas libertades , por eso es bonito imaginar que Elias y la joven viuda se enamoran y se quieren.


    Terce, gracias por la historia , es muy tierna

    ResponderEliminar
  3. Quiero decir tambien a todas las que entrais a leer el fic , GRACIAS .
    GRACIAS por las 23 visitas de este capitulo ,
    Para ser un fic de estas caracteristicas , creo que es bueno que en solo una semana este capitulo tenga 23 visitas gracias

    las visitas de los anteriores capitulos :

    1 capitulo , 74 visitas
    2 capitulo , 50 visitas
    3 capitulo , 25 visitas

    muchas gracias a todas

    ResponderEliminar