martes, 2 de julio de 2013

EL BRITANO CAPITULO 79

Edward  tuvo que ayudarme a levantarme para ir al vater  a orinar.  Yo no me sentía muy fuerte aún.  Dejamos al  bebé dentro de la cuna , tapado con la mantita , y Edward me llevó en brazos  hasta el váter . Yo quería andar por mi propio pie pero Edward  dijo  que ni hablar,  que tenía que  cuidarme durante tres días .

- Pero  Edward, - dije  sentandome en el váter - no estoy  inválida. ¿vas a llevarme al vater todo el tiempo?

- Sí , amor. Puedes marearte porque perdiste sangre . Estás débil  y tienes que descansar tres días.

-¿Perdí mucha sangre  Edward?- le pregunté pues yo no recordaba  el parto como algo doloroso.

- Ya lo creo - me dijo  -  mucha. Todo estaba lleno de sangre. Pero no hablemos de eso ahora.

- Ya he terminado - le dije . Me ayudó a levantarme del asiento  y me  cogió en brazos  de nuevo para llevarme a la habitación

- Edward quiero que le digas a Isra  que por favor caliente  agua para que yo me lave.

- Sí, amor.

- Quiero que ella me ayude un poco y tú acunas al bebé.

- Sí amor, se lo diré.

Aunque la señora Lucila me había  limpiado un poco y me había cambiado la túnica, yo quería  lavarme  bien   para  estar limpia al acostarme en la noche.  Llegamos a la habitación  y el bebé seguía dormido , por ahora nuestro hijo era un amor de lo bueno que era .  Edward  me depositó encima de la cama  y se asomó  a ver al bebé.  Sonrió y me dió  un beso.

- Ahora llamo a Isra.

Isra llegó con el agua caliente  y me ayudó a lavarme bien el vientre , los muslos  y las piernas  hasta que me quedé bien limpia . Después me puse una túnica de lana  y me acosté  en la cama.  Isra  había visto al bebé  un poco  y me pidió  que si podía cogerlo  en brazos . Yo le dije  que sí. Ella era mi amiga y   yo sabía lo mucho que deseaba  tener  un hijo con Marcelo. Pero por ahora ese hijo no había llegado.

- Es tan  pequeño y tan dulce - me dijo acunando al bebé  en sus brazos  -  tiene unas manitas tan chiquititas ...entonces.... ¿ha mamado ya ?

- Sí, y estoy muy contenta  pues yo creía  que no iba a tener  bastante leche ; como mis pechos son pequeños...

- Qué tontería ! - dijo  Edward -  pues claro  que tendrás leche  amor,  y mucha  -  cogió mi ropa sucia para llevarla  a la  cocina  - ¿quieres algo de la cocina?

- Tal vez un poco de leche  - respondió  Isra  - Ane dice que tienes que comer más...

- Pero  si me cebó como a un ternero  durante todo el embarazo - respondí riendo  - aunque tiene  razón .  Ahora debo alimentarme más . Es necesario.

Isra se quedó un buen rato acunando al bebé y  mirándole dulcemente , pero ya era la hora de la cena  y la necesitaban en la cocina .

- Oh, tengo que irme Bella.  Si me necesitas , me llamas.

- Tranquila,  quiero que descanses  Isra ,  ahora tienes más faena . Yo no puedo ayudarte  ya  - respondí -  Edward  y yo  nos encargaremos del bebé.

- Así es Bella  - respondió Isra  mirándome con ternura. Ahora  ya sois  padres  y el bebé ocupará todo el tiempo.

Me  dio la impresión  que estaba un poco triste  y le dije :

- Isra  , el bebé es un poco de todos , tuyo también amiga mía , y de todas las mujeres  de la casa  que tanto amor me habeis dado.

- Amiga  muchas felicidades  por tu hijo -  y puso al bebé  en mis brazos . Entonces  mi hijito comenzó a llorar.

- Creo  que está mojado  otra  vez  - dije yo.

5 comentarios:

  1. pero Mari todos estos capitulos de las semana pasada son del mismo dia del nacimiento del nene?

    que lentaaaaaaaaaaaaa
    quiero masssssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. si , cuando cambie de dia te lo especifico

      Eliminar
  2. hola juaniiiiiiiii otra vez holaaaaa

    Es que tercera hace los capitulos cortos , pero son todos del mismo dia.

    Yo casi me gustan mas los capitulos cortos que largossss
    porque hay libros que te los lees y tienen capitulos larguisimos y parece que nunca acaban

    ResponderEliminar
  3. se me olvidó decir
    besososssssssssssssss

    ResponderEliminar